buscar

LATAM e-Invoicing | MÉXICO
e-Factura en México

México | CFDI

El CFDI o Comprobante Fiscal Digital por Internet, es el formato definido por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) para la emisión de la factura electrónica en México.
Prácticamente el 100% de las empresas del país están obligadas a utilizar este sistema de emisión de documentos electrónicos, que además de a las facturas alcanza a otros documentos tributarios como pueden ser los estados de cuentas bancarios, recibos de sueldos y honorarios, o notas de gastos.
 

Factura Electrónica en México -CFDI

Proceso

La emisión de facturas electrónicas en México implica la generación de un archivo de datos con una estructura definida por el SAT en formato XML. Se trata de un documento con firma digital que debe incluir una información mínima con carácter obligatorio, admitiendo además la inclusión de las denominadas “addendas” o extensiones particulares que permiten especificar información comercial clave para la relación entre clientes y proveedores. Los emisores de CFDI deberán en cualquier caso cumplir con las siguientes especificaciones:

Contabilidad electrónica y Certificados Digitales

  • La factura debe ser registrada en un sistema electrónico que registre automáticamente la fecha y hora exacta de emisión del documento.
  • Los emisores de facturas electrónicas, contarán con un certificado electrónica autorizado por el SAT, que emplearán en la emisión de los CFDI.

Certificación del CFDI

  • Un Proveedor Autorizado de Certificación (PAC) autorizado por el SAT como EDICOM, verificará que el CFDI emitido cumple con las especificaciones establecidas en la regulación realizando las pertinentes validaciones sintácticas.
  • El PAC reportará la factura al SAT dentro de las 72 horas siguientes a su emisión.

Envío del CFDI a su destinatario

• Solo las facturas que cuenten con la preceptiva certificación del PAC podrán ser enviadas a su destino, a través de canales seguros como Business@Mail o EDICOMNet.
• Se admite la impresión de la factura en un formato específico normado por el SAT para su envío por medios convencionales cuando el cliente no tenga capacidad de procesar los documentos electrónicos en origen.