buscar

LATAM e-Invoicing | URUGUAY
e-Factura en Uruguay

Factura electrónica en Uruguay

EDICOM integra en su plataforma de factura electrónica internacional los servicios específicos que le permitirán alinearse con la DGI (Dirección General Impositiva) de Uruguay en lo relativo al proceso de emisión, recepción y conservación de los comprobantes fiscales electrónicos (CFE).

¿Qué es el CFE?

Un CFE es un documento digital generado y firmado electrónicamente en un formato  XML preestablecido por la DGI (Dirección General Impositiva) que tiene la misma validez legal y tributaria que los documentos soportados en papel.

Situación legislativa

El sistema de factura electrónica en Uruguay está vigente desde 2012. En diciembre de 2013, la Resolución D.G.I. N.º 798/2012, obliga a ciertos grupos de empresas a implantar el sistema electrónico de facturación. La DGI  prevé establecer un nuevo calendario de incorporación obligatoria de grupos de empresas  con fecha de septiembre de 2015.

Proceso

Generación de la factura

La plataforma automatiza la captación de los datos del ERP del cliente y su transformación al estándar XML normado por la DGI.

Obtención del CAE y firma electrónica

 El emisor solicita los códigos de autorización electrónico (CAE) que empleará para numerar cada una de sus facturas. Automáticamente, se aplica una firma electrónica avanzada generando el CFE (Comprobante Fiscal Electrónico) final. 

Declaración

La plataforma automatiza los procesos de declaración del CFE ante la DGI y el control de los acuses de recibo.

Envío a destinatarios

Con la confirmación de recepción por la DGI, el CFE es remitido a su destinatario en formato electrónico o mediante una representación impresa del mismo con un código bidimensional que permita identificar el origen y verificar la integridad del documento.

Global eInvoicing

 

El Escenario mundial de la Factura Electrónica en 3 minutos

Guillermo Corbí, EDICOM International Sales Manager

Ventajas de la factura electrónica

  • Importante reducción de sus costos.
  • Menores tiempos de entrega y cobro de facturas.
  • Incremento de la seguridad de las transacciones comerciales.
  • Automatización de los procesos de recepción e integración de facturas.
  • Resguardo ágil, seguro y legal de las facturas.