buscar

Global einvoicing
Plataforma de factura electrónica internacional

CFDI

CFDI - Comprobante Fiscal Digital por Internet

El CFDI o Comprobante Fiscal Digital por Internet, responde al modelo de factura Electrónica vigente en México desde enero de 2011.

cfdi

Este tipo de comprobante utiliza estándares normados por el SAT y se constituye como documento digital en formato XML con 4 características esenciales:

  • Integridad: La información contenida en un CFDI no puede manipulares ni modificarse sin que se detecte.
  • Autenticidad: La identidad del emisor del comprobante puede verificarse a través de su Certificado de Sello Digital.
  • Único: Cada CFDI lleva registrado un identificador único otorgado por un PAC (Proveedor Autorizado de Certificación que lo convierte en único ante su destinatario y ante la Administración Tributaria.
  • Verificable: La persona que emite un CFDI no podrá negar haberlo hecho.

Obligatoriedad del CFDI

El Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI) sustituirá, a partir del 1 de enero de 2014, al Comprobante Fiscal Digital (CFD) como modelo de facturación electrónica de acuerdo a la Segunda Resolución de Modificaciones a la Resolución Miscelánea Fiscal para 2013, publicada por el Servicio de Administración Tributaria.

Además, la nueva normativa obliga a todos aquellos contribuyentes que generen ingresos de más de $250,000 anuales a facturar en modo electrónico conforme a esquema CFDI.

Ventajas

  • Administración más eficiente
  • Importante reducción de sus costos.
  • Eliminación de errores humanos.
  • Menores tiempos de entrega y cobro de facturas.
  • Incremento de la seguridad de las transacciones comerciales.
  • Automatización de los procesos de recepción e integración de facturas.
  • Eliminación del papel de la gestión administrativa diaria.
  • Resguardo ágil, seguro y legal de las facturas.

Noticias

10/08/2015

Latinoamérica, a la cabeza mundial de la facturación electrónica

De los 42 billones de facturas electrónicas que se esperan tramitar en 2015, se prevé que Latinoamérica aporte un volumen de 25 billones. Es decir, más de la mitad