Actualidad Tecnológica
Nuestro presente es la mejor garantía de futuro

Usted está aquí: HomeActualidad

El 96% de las transacciones en Chile ya se realizan gracias a la factura electrónica

23/12/2014

La implantación de la factura electrónica en Chile es, cada día más, una realidad. En la actualidad, el 70% de las grandes empresas ya cumple con la ley N°20.727 que dictamina que todas aquellas grandes empresas que posean ingresos anuales superiores a las 100.000 UF, aproximadamente unos 2.340 millones de dólares, deben dejar de emitir documentos de carácter tributarios en papel, y se encuentran obligadas a adoptar el nuevo sistema electrónico.

Según el Servicio de Impuestos Internos (SII), 7 de cada 10 empresas ya están cumpliendo con la nueva normativa que esperan que avance hasta casi el 100% al finalizar el año. En estos momentos, hasta el 86% de estas grandes corporaciones o están cumpliendo ya la normativa vigente o se encuentran adoptando el nuevo sistema con el proceso de certificación técnica correspondiente para poder implementarlo.

Buenas noticias para la factura electrónica en Chile que se ha convertido en toda una obligatoriedad, en primer lugar, para estas grandes empresas que conforman el mayor tejido empresarial en cuanto a volumen de negocio en el país. No obstante, el SII también ha destacado que el cómputo entre las grandes empresas que ya operan con factura electrónica sumadas a las que se encuentran en proceso de certificación, representan ya el 96% del total de transacciones que se realizan en todo el territorio.

Las medianas y pequeñas empresas serán las siguientes en tener que sumarse al cumplimiento de esta ley de facturación electrónica en Chile desde agosto del 2016. Y en último lugar, las microempresas a partir del mes de febrero de 2017. Y es que, entre los beneficios de este sistema, destacan la simplicidad, el ahorro de tiempo y un control tributario eficiente.

Con la ley N°20.727 de facturación electrónica en Chile, se elimina el timbraje de facturas en las oficinas del SII, lo que permite un ahorro tanto de tiempo en el traslado como de espera para poder llevar a cabo dicha operación. A su vez, también supone todo un avance en la gestión documental al eliminar el almacenamiento físico de documentos -no se imprime papel-, y por tanto el riesgo de pérdida de estos documentos prácticamente desaparece.

La simplificación en el cumplimiento de las obligaciones de los ciudadanos con los pagos tributarios, la mejora de los procesos económicos y de negocios entre empresas, y un aplazamiento del pago del IVA, ahora pasa del 12 al 20 de cada mes por realizar los pagos por internet, son otras de las ventajas de la factura electrónica. Con esta ley, las grandes empresas ya no pueden emitir documentos de esta validez legal en formato papel, salvo que se encuentren acogidos a alguna de las causas de excepción definidas en la propia ley.

¿Le gustaría saber más?


Solicite información.