Actualidad Tecnológica
Nuestro presente es la mejor garantía de futuro

Usted está aquí: HomeActualidad

Comercio electrónico más allá del B2C

30/07/2015

El comercio electrónico es el área de la economía que más prospera el Chile. Este año se espera que ese crecimiento alcance entre un 15% y un 20%. En total, en toda Latinoamérica habrá casi 50.000 millones de compradores online. Sin embargo, es un error pensar que el ecommerce se limita únicamente a las operaciones de compra y venta que se producen a través de internet. Y es que, más allá de eso, incluye cualquier transacción en la que las partes interactúan electrónicamente en lugar de por contacto físico o métodos tradicionales como el papel.

Podemos hablar de tres tipos de comercio electrónico diferente, en función de los actores que intervengan en él. En primer lugar encontramos el B2C, es decir, aquel que se realiza entre la empresa y el consumidor final. En segundo lugar, el B2B o lo que es lo mismo, el que se produce entre empresas. Y, por último, el B2G, que tiene lugar entre las empresas y el Sector Púbico. Estos dos últimos ámbitos, aunque habitualmente no suelen mencionarse cuando se habla de comercio electrónico, tienen un enorme peso en el ámbito digital. De hecho, en 2006 sus operaciones representaban el 98%.

El teléfono, el fax o el correo postal han dejado paso a las nuevas tecnologías en las transacciones comerciales que realizan empresas y administraciones. Con el intercambio electrónico de datos, más conocido como EDI por sus siglas en inglés, los empresarios optimizan el flujo de comunicaciones con sus socios de negocio. Este sistema electrónico permite compartir la información de manera estructurada, con el uso de estándares globales como EDIFACT o X12, lo que facilita la transmisión de los documentos comerciales (facturas, órdenes de compra, recibos, etc.). Además, agiliza el procedimiento, garantiza una mayor seguridad gracias a la encriptación de los datos y reduce el número de errores. Todo ello repercute en dos de las principales ventajas del comercio electrónico a escala global: la inmediatez y el ahorro de costos.

En Chile, la adopción del EDI en los negocios es cada vez más usual en todos los sectores productivos: desde la automoción hasta la logística. Hay que tener en cuenta que esta tecnología posibilita la automatización del proceso de facturación electrónica, una modalidad presente en el país desde hace más de una década y con la que ya se realizan el 96% de las transacciones.

¿Le gustaría saber más?


Solicite información.