buscar

Actualidad Tecnológica
Nuestro presente es la mejor garantía de futuro

Usted está aquí: HomeActualidad

La factura electrónica podría comenzar a utilizarse en el segundo semestre en Colombia

03/06/2015

La factura electrónica está a punto de convertirse en una realidad en Colombia. Tal y como afirmó el director de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN), Santiago Rojas, está previsto masificar el comprobante electrónico en 2016. Mientras tanto, las últimas informaciones señalan que este sistema podría comenzar a ejecutarse a partir de junio, para generalizarlo durante el próximo año. El objetivo que se ha marcado la DIAN es hacer obligatorio el uso del nuevo modelo de facturación para 830 compañías.

Actualmente, los contribuyentes están a la espera del proyecto de ley que regula el Sistema de Facturación Electrónica (SIFEL) y que, previsiblemente, se publicará a comienzos del segundo semestre del año. Esta normativa se inspira en las iniciativas que se han puesto en marcha Brasil, México y Chile. Por el momento, no obstante, el Plan Nacional de Desarrollo aprobado recientemente ya establece la creación de un Registro de Facturas Electrónicas, administrado por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, que permitirá consultar y dotar de trazabilidad a los comprobantes.

El principal objetivo de la implantación de este sistema es reducir la evasión fiscal. Colombia es la cuarta economía más potente de Sudamérica y, sin embargo, se estima que cada año se defraudan 12 billones de pesos solo en el impuesto del IVA. Es decir, más de una novena parte de lo que recaudó la DIAN en 2014. A ello habría que sumarle los cientos de miles de contribuyentes colombianos que se esconden del fisco. Con la factura electrónica y la declaración automática de las operaciones, se espera minimizar la informalidad económica hasta la mitad en el caso del IVA y alcanzar a 300.000 sujetos que practiquen la evasión en renta.

La puesta en marcha del SIFEL también mejorará el ahorro, la competitividad y la productividad en los negocios, además de abrirlos al comercio internacional. Y es que este sistema puede reducir los costos con respecto al procedimiento tradicional hasta en un 90%. Además, el uso de la factura electrónica facilitará el acceso a los mecanismos de financiación como el factoring, que tienen grandes beneficios para las pequeñas y medianas empresas.

¿Le gustaría saber más?


Solicite información.