Actualidad Tecnológica
Nuestro presente es la mejor garantía de futuro

Usted está aquí: HomeActualidad

La factura electrónica como título de valor en Colombia

29/07/2016

The e-Invoice as security in Colombia

El Ministerio de Comercio e Industria de Colombia se ha reunido con los principales proveedores de facturación electrónica, entre los que se encuentra EDICOM, con el objetivo de desarrollar un proyecto de factoring. La reunión está enmarcada dentro del grupo de trabajo que desde hace unos meses se puso en marcha para llevar a cabo el proyecto piloto de masificación de la factura electrónica en el país. Desde este grupo, que reúne a los principales proveedores de software para la transferencia de datos fiscales, grandes empresas de diferentes sectores productivos, y representantes de la DIAN.

El objetivo de esta nueva iniciativa fiscal, es lograr que la nueva factura electrónica actúe como título de valor cuando las empresas pidan un anticipo de sus cobros a las entidades crediticias y financieras.

Este mecanismo de financiación se utiliza cada vez más en todo el mundo para hacer frente a los amplios plazos de pago de las facturas que deben esperar los comercios, en muchos casos de hasta 90 días. Con el factoring, los bancos adelantan ese cobro a los negocios a cambio de una pequeña comisión, lo que mejora la liquidez de las empresas.

En este sentido, países como Chile o Perú han aprovechado las ventajas de la factura electrónica para impulsar este mecanismo financiación. A través de ella, las entidades financieras y crediticias pueden verificar rápidamente la validez de las facturas e intercambiarlas online incluso internacionalmente. Es decir, que el proceso se vuelve mucho más sencillo y rápido.

Por el momento, las empresas colombianas tendrán que esperar para que salga a la luz el proyecto de la factura electrónica como título de valor. Pronto, el Ministerio hará el público el borrador y se estima que será necesario un plazo de 6 meses para conocer el decreto final.  Aun así, ya está previsto que en el funcionamiento participen el emisor del título, una autoridad de registro que lo valide (seleccionada por la DIAN) y un tenedor final, que será la entidad financiera o crediticia.

 

La situación del ‘factoring’ en Colombia

 

A pesar de las ventajas que ofrece, el ‘factoring’ es un hoy en día un sistema muy limitado en el país. En 2014, el negocio de compra y venta de facturas alcanzó en Colombia los 8 billones de pesos, pero solo se beneficiaron de este sistema unas 40.000 pymes, frente a las 600.000 que operan en Colombia. Estos datos de Confecámaras hay que ponerlos en el contexto de que, en ese mismo año, unas 98.000 unidades productivas cancelaron la matrícula mercantil, principalmente debido a la falta de liquidez.

Teniendo en cuenta las cifras, el factoring, impulsado por la factura electrónica, se presenta como una oportunidad para las empresas colombianas para afrontar los problemas económicos ocasionados por los retrasos en los pagos. Pronto sabremos más detalles sobre su aplicación.

 

¿Le gustaría saber más?


Solicite información.