buscar

Actualidad Tecnológica
Nuestro presente es la mejor garantía de futuro

Usted está aquí: HomeActualidad

10 claves para entender la facturación electrónica en Chile

16/02/2015

En la actualidad, aún muchas empresas siguen teniendo sus dudas acerca de la implantación de la factura electrónica en Chile. Por ejemplo, según el tamaño de mi empresa, ¿hasta cuándo tengo de límite para adaptarme a esta nueva facturación? ¿qué documentos debo presentar? ¿cuánto vale un certificado digital?... Estas son las 10 claves sobre la factura electrónica en Chile que debes saber.

1. Número de empresas

Chile cuenta actualmente con, alrededor, de 685.000 empresas, de las cuales el 75% son micro empresas, o lo que es lo mismo casi 500.000. Hay 150.000 pequeñas empresas, 25.000 de tamaño medio y 10.000 grandes corporaciones, divididas por sus ingresos anuales por ventas y en el caso de estas últimas por ganancias que superan las 100.000 UF. Todas estarán tarde o temprano obligadas al uso de la factura electrónica.

2. Ley 20.727 de obligado cumplimiento

La universalidad de la Ley Nº20.727 de 2014 dictamina que la factura electrónica y otros documentos  tributarios son y van a ser obligados para todas las empresas. Se trata de una Ley universal y por tanto de obligado cumplimiento y que establece la sustitución de los documentos en papel sobre sus actividades económicas, por facturas electrónicas.

3. Plazos irrefutables

Los plazos de adaptación de las empresas en cuanto a las facturas electrónicas en Chile, dependerán de los ingresos anuales pero también de su ubicación, si éstas están en una zona urbana o rural. Las grandes empresas con fecha de 1 de noviembre, han sido las primeras en tener que adaptarse por Ley. Las empresas deberán operar con factura electrónica antes del 1 de febrero de 2016 y las microempresas, antes del 1 de febrero de 2017.

4. Pero, ¿de debe renovar la factura electrónica cada año?

No. Lo único que se renueva es el Certificado Digital, relacionado con la firma electrónica asociada a cada documento. Pero, ojo, esa renovación no puede ser solo de 1 año, también puede ser de 2 o más. Todo dependerá de lo contratado con la empresa proveedora del servicio.

5. Tiempo para implantar la factura electrónica en una empresa

Pese a lo que se pueda pensar, la implantación de la factura electrónica en Chile no es un trámite que demora demasiado tiempo. Las grandes empresas, por su tamaño sí que pueden tardar más. Un proyecto puede tardar un par de meses, pero para las empresas más pequeñas hay soluciones online y descargables y operativas en un mismo día.

6. La factura electrónica es cara

El ahorro en papel y en los beneficios y comodidades que conlleva la facturación electrónica en Chile es un tema ya analizado previamente. El gasto de comprar un certificado digital en Chile puede alcanzar los $14.000, pero amortizable en un corto espacio de tiempo.

7. ¿Qué documentos se pueden gestionar?

Con la llegada de la factura electrónica en Chile no solo se van a poner gestionar de esta forma dichas facturas, también otros documentos tributarios que utilice la empresa en el ejercicio de su actividad. Estos pueden ser: notas de crédito y de débito, documentación y facturación de exportación, boletas electrónicas… todo dependerá del servicio que contrate cada empresa.

8. Libertad de cada empresa en la elección de planes

Cada empresa puede optar por contratar un plan diferente respecto a la gestión y el cumplimiento de la facturación electrónica en Chile. Eso sí, la Ley obliga que, como mínimo, las notas de crédito y débito, las facturas de compra, las demás facturas y las liquidaciones de facturas estén sometidas a ella.

9. MiPyme para las pequeñas empresas

Si usted tiene una empresa cuyas ventas anuales no superen los 500 millones de pesos, podrá usar la herramienta de MiPyme que el SII pone a su disposición. Está orientada a pequeños contribuyentes que emitan pocos documentos electrónicos.

10. Pronto, en su Smartphone

El SII se encuentra desarrollando una App en el celular para que las empresas puedan enviar documentos tributarios mediante los smartphones. Esto supone la facilidad de enviar este tipo de documentación desde cualquier lugar con acceso a internet, ahorrando tiempo, espacio… y contribuyendo igualmente al control fiscal. Un dato, se estima que para 2017 en Chile habrán hasta 17 millones de smartphones, todo un beneficio para el mundo de la empresa.

¿Le gustaría saber más?


Solicite información.