Actualidad Tecnológica
Nuestro presente es la mejor garantía de futuro

Usted está aquí: HomeActualidad

La aplicación de la factura electrónica en las zonas rurales de Chile

18/03/2015

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE) de Chile, un 13% de la población total del país reside en zonas rurales. Esta característica no excluye a 2,3 millones de potenciales contribuyentes a aplicar también la Ley N°20.727 de 2014 referente al uso obligatorio de la factura electrónica, junto a otros documentos tributarios electrónicos como liquidación de facturas, notas de débito y crédito y facturas de compra.

Sin embargo, muchas de estas personas -que no todas- no tienen acceso a internet y ni tan siquiera acceso a energía eléctrica, por tanto ¿cómo pueden cumplir con la ley? Para ellos, se introdujo el artículo 54 en dicha ley. Se trata de un artículo que hace referencia a todas aquellas personas que desarrollan su actividad económica en un lugar geográfico sin cobertura de datos móviles o fijos de operadores de telecomunicaciones, sin acceso a energía eléctrica o en un lugar decretado como zona de catástrofe conforme a la ley Nº 16.282.

Estas personas no están obligadas a emitir los documentos anteriormente citados en formato electrónico y pueden seguir emitiéndolos en papel pero, con algunos cambios que merecen la pena tener en cuenta. Y es que para ellos, el Servicio de Impuestos Internos (SII), estudiará cada caso de cada contribuyente de forma individualizada, solicitando a los organismos técnicos respectivos informar de qué zonas geográficas del territorio nacional que no cuentan estos servicios y el plazo durante el cual dicha situación se mantendrá o si, por extensión, se trata de una situación asumida en el tiempo.

Esta  información deberá ser entregada por los organismos referidos en forma periódica  conforme lo solicite el SII. Una vez presentada la solicitud de que trata este inciso y mientras ésta no sea resuelta, el Servicio de Impuestos Internos deberá autorizar el timbraje de los documentos tributarios que sean necesarios para el desarrollo del giro o la propia actividad del contribuyente.  Una vez pasados treinta días sin que la solicitud sea resuelta por el Servicio de Impuestos Internos, ésta se entenderá aceptada en los términos planteados por el contribuyente.

La situación cambia en zonas decretadas como zona de catástrofe por terremoto o inundaciones, donde la resolución del SII deberá ser dictada de oficio y dentro de los cinco días hábiles siguientes a la publicación en el Diario Oficial del decreto de catástrofe respectivo. En este caso, se deberá autorizar el uso de facturas en papel debidamente timbradas que el contribuyente mantenga en reserva o autorizar el timbraje de facturas, según el caso concreto.

Con el objetivo de controlar al máximo esta documentación que continuará en papel, dichos documentos tributarios deberán extenderse en formularios previamente timbrados de acuerdo a la ley y contener las especificaciones que señale el reglamento.

¿Le gustaría saber más?


Solicite información.