Actualidad Tecnológica
Nuestro presente es la mejor garantía de futuro

Usted está aquí: HomeActualidad

Todavía quedan pymes por migrar al sistema de facturación electrónica obligatorio en Chile

04/08/2016

La masificación de la factura electrónica en Chile continúa avanzando y el 1 de agosto se cumplió la fecha límite para que se adaptaran a ella unas 90.000 nuevas pymes urbanas. Sin embargo, un conjunto de empresas todavía no están preparadas para emitir el Documento Tributario Electrónico (DTE). De hecho, cuando solo faltaban dos semanas para venciera el plazo legal, el Servicio de Impuestos Internos (SII) informó de que más de 36.000 contribuyentes de este grupo aún no se habían incorporado al sistema.

La emisión de factura electrónica es una obligación regulada por la Ley Nº 20.727. Es decir, que las empresas que no se adapten a este sistema incumplen formalmente un deber legal, algo que puede ocasionar multas o sanciones, dado que sus comprobantes en papel han dejado de ser válidos. Además, dejando a un lado el aspecto legislativo, la no incorporación al DTE dificulta un desarrollo normal de las operaciones comerciales por la misma razón.

Las pymes urbanas, cuyo plazo venció el 1 de agosto, pero que se encuentren en proceso de implantación de software pueden disponer de una prórroga limitada. No obstante, esto solo se aplica en determinados casos particulares, siempre que se haya informado al SII y que este lo haya autorizado.

En algunos otros casos, la ley ha establecido tres excepciones que eximen del cumplimiento de estos plazos, y que principalmente afectan a las pequeñas y medianas empresas que se localizan en zonas rurales:

  • En el caso de que se trate de zonas sin cobertura de datos móviles o fijos.
  • Si el contribuyente no tiene acceso al suministro electrónico.
  • Y, por último, si la empresa se ubica en algún lugar que haya sido decretado como zona de catástrofe, conforme a la Ley Nº 16.282.

Estos tres supuestos son los únicos a los que, por el momento, pueden acogerse las compañías obligadas a migrar al DTE para continuar usando los documentos tributarios en papel por un tiempo limitado. En el caso de que se cumpla alguna de las condiciones, las empresas deben notificarlo al SII que dispone de 30 días hábiles para dar una respuesta. Pasado ese período, la solicitud del contribuyente se entenderá como aceptada.

 

¿Cómo migrar a la factura electrónica?

Más allá de las excepciones que puedan surgir, la gran mayoría de las pymes urbanas sí tiene que adaptarse en los plazos previstos. En este sentido, conviene que las que todavía no lo hayan hecho, implementen cuanto antes una solución de factura electrónica, que les permita continuar desarrollando sus operaciones comerciales normalmente.

La implantación del DTE es, más que una obligación, una oportunidad para que las empresas optimicen sus gestiones fiscales y tributarias. Por eso, el equipo de EDICOM ha desarrollado una solución de factura electrónica que se integra con el sistema interno de la compañía y permite automatizar la generación, envío y recepción de los DTE. De este modo, aumenta la productividad y se consigue un ahorro de costos que puede llegar hasta el 90% en comparación con el proceso tradicional.

¿Le gustaría saber más?


Solicite información.