Actualidad Tecnológica
Nuestro presente es la mejor garantía de futuro

Usted está aquí: HomeActualidad

Tendencias innovadoras y digitalización en el sector de la logística en 2018

18/12/2017

EDI logistics

El sector logístico se enfrenta de manera inexorable a la digitalización y a la adopción de las nuevas tecnologías. Para cumplir con las exigencias del mercado global y mantener el nivel de competitividad, las empresas deben hacer frente a las tendencias del sector.

La aplicación de la robotización, el uso de vehículo autónomos, drones o la impresión en 3-D, en los negocios logísticos son una realidad en ciernes y sin duda, la parte más visible del cambio. Sin embargo, el presente y el futuro están marcados por la mejora constante de los procesos internos de la cadena de suministro, con el fin de optimizar el servicio y hacerlo más rápido, transparente y económico para el cliente final.

En este sentido, diferentes análisis sobre el futuro del sector logístico destacan, de forma generalizada, las siguientes tendencias:

  1. Supply Chain Visibility (SCV) o visibilidad de la cadena de suministro. La aplicación de soluciones tecnológicas, optimizan los canales de distribución, la comunicación entre partners y el cliente final. A través de soluciones de intercambio electrónico de datos (EDI) es posible monitorizar la carga y su trazabilidad, de modo que los actores implicados conocen en todo momento la información sobre la mercancía y pueden validarla. Las soluciones EDI permiten intercambiar información a través de diferentes mensajes (ORDERS, INSDES, OSPRTP, RECADV, INVRPT).

La SCV genera un control de la carga las 24h; mejora las operaciones porque la información en tiempo real permite corregir problemas inesperados en el flujo de suministro o dar respuesta a variaciones por parte de la demanda; reduce costes e incide de forma positiva en la experiencia del cliente y su nivel de satisfacción.

  1. Automatización de los procesos manuales. La complejidad del escenario logístico en el que se desarrollan un gran número de operaciones e intervienen diferentes actores, hace que este sector sea proclive a la transformación digital. A día de hoy, resulta impensable realizar esa ingente tarea sin la ayuda de soluciones EDI. Las empresas de este ámbito son muy conscientes de las ventajas que aporta la automatización de sus procesos internos como la generación, envío y registro de cualquier transacción electrónica, interactuando con su ERP, de forma que pedidos, avisos de expedición, facturas electrónicas, etc., son procesados sin intervención humana.

Las mejoras obtenidas por reducción de tiempos de procesamiento, incremento de la seguridad y confidencialidad o reducción de costes, hace que trabajar con soluciones EDI en las relaciones B2B sea una ventaja competitiva y que cada vez más empresas lo tengan en cuenta a la hora de elegir a sus partners, pues buscan compañías que sumen valor a la cadena de suministro.

  1. Análisis de datos. La información es poder y un recurso fundamental en la toma de decisiones empresariales en cada uno de los aspectos del negocio logístico: gestión interna, gestión de la mercancía o servicio al cliente. El Big Data es una de las tendencias más importantes de la digitalización empresarial. A través del análisis a gran escala de los datos que se generan a diario en las operaciones logísticas, es posible elaborar informes que apoyen la toma de decisiones empresariales. El EDI, una vez más, es un recurso fundamental en la recopilación de datos.

Pero también el análisis de datos a menor escala o en un determinado ámbito de la cadena de suministro es una fuente de información que se transforma en eficiencia empresarial. Por ejemplo, la herramienta CRP FLOW desarrollada por EDICOM, facilita la gestión del reaprovisionamiento continuo de la cadena de suministro de extremo a extremo. Para ello es necesaria una total sincronización entre demanda y oferta a lo largo de toda la cadena de suministro mediante un intercambio de datos entre las partes implicadas en la prestación del servicio (proveedor, distribuidor, operador logístico). La información intercambiada es sometida a complejos análisis matemáticos para estimar una demanda ajustada que permita procesar pedidos adaptados a las necesidades reales del cliente.

  1. Cloud Computing. Las ventajas que ofrece un servicio como el cloud computingo servicios en la nube lo han convertido en una de las principales inversiones en digitalización empresarial, en compañías de cualquier sector. Permite agilizar y rediseñar nuevos procesos y operaciones, adaptándose a las necesidades de la empresa. Además, este entorno evita latencias excesivas y retrasos en las comunicaciones, así como la minimización del lag o la saturación de las actuales redes, en especial, las intercontinentales.

En concreto, para el sector logístico, el sistema SaaS (Software as a Service) se perfila como un modelo tecnológico con creciente demanda por su flexibilidad, escalabilidad e interoperabilidad. Este sistema permite a los usuarios acceder a un determinado software a través de la nube.

  1. Inteligencia Artificial y el Internet de las Cosas. Las innovaciones tecnológicas aplicadas a las rutinas productivas de la logística, para mejorar la eficiencia de la cadena de suministro, son también una tendencia del presente y del futuro. Por ejemplo, derivadas del Internet de las Cosas, las etiquetas RFID están totalmente extendidas en el sector logístico y continuarán su implantación. Los chatbots, que pertenecen al denominado software inteligente, o las plataformas conversacionales formarán parte de las operaciones diarias.

  2. Integración de formatos. En el sector logístico es común la diversidad de formatos en los que se recibe la información de todos los partners. Conseguir que los sistemas se entiendan entre sí y que la información esté consolidada es todo un reto para el sector hoy en día. Existen soluciones denominadas iPaaS (Integration Platform as a Service) que facilitan la integración del sistema en que reciben los formatos de los clientes con el sistema de gestión de almacén interno (WMS).

En estos campos, la integración de estas tecnologías con soluciones EDI revertirá en nuevas ventajas gracias a la automatización de los procesos.

En definitiva, hay tendencias que siendo presente tardarán más en ser asumidas y normalizadas por el sector logístico. Quizá disponer de un sistema de chatbot no marque la diferencia, a priori, entre un operador y otro, pero sin duda, la transparencia y la visibilidad de la cadena de suministro o la rápida respuesta ante un imprevisto son demandas actuales que se intensificarán en el futuro, convirtiéndose en requisito indispensable para operar en el sector.

¿Le gustaría saber más?


Solicite información.