buscar

Actualidad Tecnológica
Nuestro presente es la mejor garantía de futuro

Usted está aquí: HomeActualidad

El Sistema de Facturación Electrónica, más cerca en Colombia

16/07/2015

Colombia está muy cerca de experimentar un gran cambio cultural en el Sector Público y en los negocios. Todo hace pensar que la implantación de la factura electrónica comenzará a principios del próximo año. Antes, eso sí, deberá aprobarse el borrador del decreto elaborado por la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN), que regula la generalización de este sistema.

“Hoy en día, solo un 3% de las empresas colombianas utiliza la facturación electrónica, por lo que su masificación va a suponer un gran impacto entre los contribuyentes”, explica el director comercial de EDICOM en Colombia, Cristian Uribe. Hay que tener en cuenta que actualmente este sistema se sustenta en la Resolución 14465 de 2007, que lo define como optativo y que exige, además, el permiso del receptor. Estas características y algunos otros vacíos, han dificultado la expansión de la factura electrónica y han motivado un nuevo borrador del decreto de masificación que se encuentra próximo a aprobarse.

Con la puesta en marcha del nuevo modelo de facturación, conocido como SIFEL, desaparecerá el existente hasta ahora. La principal diferencia del entre ambos es que comenzará a establecerse la obligación para determinadas empresas, del mismo modo que ha ocurrido en Chile o México. Dos países en los que se ha inspirado la DIAN para definir este sistema.

El próximo decreto también establece requisitos para los proveedores de servicios de facturación electrónica. La normativa prevé que las empresas autorizadas, aparezcan en un catálogo electrónico que pueda consultarse libremente. En él se señalarán además los contribuyentes que están obligados a operar con este sistema y los receptores de factura electrónica. Como muestran todas estas iniciativas, se promueve construir un modelo más sólido, seguro y sobre todo operativo tanto para los contribuyentes como para la administración.

“Para empezar se espera que la DIAN señale a un lote de unas 800 compañías que deberán migrar en un plazo de 6 meses”, indica Uribe. Posteriormente, se irán añadiendo nuevos contribuyentes, de modo que la masificación se produzca de forma progresiva.

 

¿Cómo funcionará el modelo SIFEL?

El sistema SIFEL regula la factura electrónica, las notas de débito y las notas de crédito. Estos documentos deberán enviarse en el formato XML y con los campos requeridos a la plataforma de la DIAN, que se encargará de validar la información en un plazo inferior a 48 horas. Cristian Uribe añade que “de forma simultánea, el archivo se enviará al destinatario, que con este modelo sí está obligado a recibir la factura electrónica”. Adicionalmente, la solución del emisor, debe ser capaz de generar un acuse de recibo automático (ACK) que certifica que el emisor a recibido la factura correctamente.

Con el fin de garantizar la integridad y la autenticidad, el decreto establece que estos documentos deben firmarse electrónicamente con un certificado electrónico que puede ser aportado por el propio emisor o por el PST (proveedor de servicios). Además, las facturas contarán con una numeración consecutiva que otorgará la DIAN previamente y con un código electrónico denominado CUFE. A la hora de imprimirlas, otra de las medidas de seguridad será la inclusión de un código bidimensional.

 

Las ventajas

El salto tecnológico ha provocado que muchas empresas se preocupen por cómo afectará SIFEL a sus procesos internos. Al respecto, el director comercial de EDICOM señala que “la factura electrónica busca no ser invasiva y, con las soluciones adecuadas, es posible cumplir con la normativa y optimizar los procedimientos sin que sea necesario cambiar las operaciones del día a día”. Un buen ejemplo es la plataforma de factura electrónica de EDICOM que se integra en el ERP o el sistema de gestión habitual.

Cristian Uribe también afirma que “los modelos que se han tomado como referentes para crear el SIFEL permiten intuir que la masificación de la factura electrónica tendrá un buen resultado en Colombia”. Al igual que en Chile o en México, las ventajas de este sistema se plasmarán en contribuyentes, en receptores y en la DIAN. Y es que los beneficios van desde el ahorro de costos y la agilidad de los procedimientos en las empresas, a la mejora del control fiscal en las entidades tributarias. A ello hay que añadir el aumento de la seguridad y otras ventajas asociadas para las compañías, entre las que destaca el fomento de métodos de financiación como el factoring.

¿Le gustaría saber más?


Solicite información.